El síndrome de la cabaña o cuando el confinamiento nos ha calado hasta los huesos.

No podemos poner en duda que el confinamiento que hemos vivido estos meses nos ha afectado a todos de alguna forma. Hemos cambiado nuestros hábitos radicalmente y el impacto es innegable.

Mucha gente ha encontrado en su casa una fortaleza segura libre de contagios en la que poder resguardarse. Mientras por la ventana de internet se pueden observar de lejos los terribles números que deja la pandemia, des de casa, los muros y medidas que tomamos nos dan la sensación de seguridad que contrasta con el peligro que se describe en el exterior.

Y de repente surge una noticia que esperábamos con ambivalencia; “se puede salir a pasear: se pueden reabrir algunos negocios. Recuperaremos parte de nuestra vida pasada”. Y la alegría que esperábamos que surgiera no aparece. Lo que sí aparece son dudad y miedo. “¿Por qué motivo querría yo salir si en casa ya estoy bien?”.

Nos hemos creado una sensación de bunker en casa que ahora salir nos puede parecer muy peligroso. Eso es lo que llamamos el síndrome de la cabaña.

Es más; vamos a añadir a esta situación todo el esfuerzo que hemos puesto para que estar encerrados en casa sea algo agradable y soportable: todas las actividades que hemos ideado, las rutinas para estar bien, manualidades, videoconferencias… ¡Si hay personas que se ven ahora más con sus amistades y familia que antes! Muchas empresas se han deslomado para poder facilitar el teletrabajo y algunas personas se preguntan por qué caray deberían desplazarse a su lugar de trabajo si se puede hacer cómodamente des de casa, con más comodidades y menos tiempo.

Pero la realidad es la que es, y el desconfinamiento parece que no va a detenerse. Quizás habrá algunos hábitos que cambien, pero no parece que sea a corto plazo, por lo que salir, vamos a tener que salir de casa otra vez. ¿Qué hacemos con este problemón? ¿Salimos de bunker? ¿Qué hacemos con el miedo?

Vamos a intentar descubrir algunas claves para luchar contra el síndrome de la cabaña:

1.       Primero de todo hay que reconocer que existe ese miedo: ya sabéis que para mí es muy importante aceptar y dar espacio a todas las emociones. El miedo no significa que no seas valiente; ser valiente no es la ausencia de miedo, sino que se trata de, a pesar del miedo, seguir adelante con lo que necesitas.

2.       Tenemos que entender que por ahora la salida es opcional en la mayoría de casos; no nos sintamos obligad@s a nada.

3.       El miedo se hace grande si lo evitamos o ignoramos, y se hace pequeño si le miramos a os ojos, por lo que podemos programar una salida paulatina, poco a poco, pero constante, que nos ayude a irnos acostumbrando a la realidad y comprobar que también podemos sentir seguridad fuera de casa.

4.       Recuerda seguir las normas de seguridad e higiene que recomiendan las autoridades sanitarias; si las cumples puedes sentir-te segur@.

5.       El confinamiento nos ha cambiado. No somos la misma persona. Y ese cambio sin duda, y por mucho sufrimiento o momentos duros que sucedieran, ha sido a mejor. Nos hemos puesto delante de un gran espejo al que no podíamos evitar. Por lo que cabe preguntarse: ¿tú que has aprendido en el confinamiento? ¿Qué has mejorado en ti en esta crisis?

6.       Es importante responder la pregunta anterior porqué la respuesta nos va a empoderar muchísimo. Y es desde ese sentimiento de agencia, de capacidad de hacer cosas con tus propias manos, que te sentirás más capaz de vencer ese miedo.

7.       No renuncies a la parte del confinamiento que te ha gustado: si has empezado nuevos hábitos como cocinar platos suculentos, aprender una habilidad nueva, tener más contacto con personas, ordenar más tu casa…  mejor no los abandones. Es algo que ha enriquecido tu vida y la hace más interesante.

8.       Practica algún ejercicio relajante, como la meditación o la relajación, que te permita bajar revoluciones y tomar esta situación con más serenidad.

 Asimismo, si tiene dificultades para seguir en confinamiento también puede consultar estas pequeñas estrategias:

1- Sige un horario: a pesar de estar confinad@s, haga un horario que incluya aquellas rutinas importantes para vosotr@s (levantarse a una hora razonable, higiene personal, orden de la casa, comidas a las horas habituales, momentos de ocio …)

2- Vístete. Pese a estar confinad@s, no vayas pijama todo el día. No es necesario que te arregles como para ir a trabajar, puedes usar ropa cómoda, pero sí cambiarte para ir a dormir y al levantarte; tu cuerpo entenderá que toca estar activo y te sentirás más cuidad@.

3- Haz ejercicio: debemos tener en cuenta que al no salir hacemos menos actividad física y esto se debe compensar. Hacer ejercicio nos cansa y nos ayudará a dormir mejor, pero también ocupa un tiempo de nuestro día a día y por lo tanto nos distrae. Además, genera endorfinas que nos hacen sentir más satisfech@s y alegres. Puede encontrar ejercicios para hacer en casa en internet fácilmente.

4- Restringir las tareas del trabajo en un horario cerrado para no pensar en ello constantemente; fuera de este horario no se puede responder a correos y llamadas laborales.

5- Haz videollamadas siempre que lo necesites; te ayudará a sentirte en compañía y aunque no sea lo mismo, tendremos a la gente más cerca.

6- No veas en exceso las noticias, especialmente si siente angustia tras mirarlas.

7- Si tomas las medidas de protección recomendadas por las fuentes oficiales es seguro salir a la calle, por lo que no hay que tener miedo de hacerlo.

8- Mantener un ocio atractivo al día. Para ello os recomiendo el artículo que escribí en mi web con 30 ideas para hacer durante el confinamiento. Lo puedes encontrar en clickando en estas palabras.

9- Relajar las exigencias: es una situación excepcional y por lo tanto no podremos trabajar, ni estudiar, ni tener la casa tan limpia como nos gustaría. Perdonémonos. No pasa nada.

10- Intenta incluir, si no lo hacías, ejercicios de relajación o meditación en tu rutina diaria para no tener ansiedad durante este periodo.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: