Los TRES TRUCOS DEFINITIVOS para poner límites eficaces a nuestr@s hij@s

Se ha hablado mucho de límites, de lo importante que es ponerlos. Pero parece una tarea ardua e imposible de conseguir. El desgaste emocional que parece conllevar es enorme y desgasta mucho como madre o padre e incluso como pareja.

Pero tenemos que tener en cuenta algo que es crucial. A pesar de que poner límites puede ser duro, no tendría que desgastar en sobremanera. Muchas veces lo que realmente genera este “burnout” es el hacer-lo de forma poco eficiente; el repetir i repetir las cosas mil veces y terminar gritando y sentir que poner límites se lleva un gran porcentaje de tiempo de comunicación con vuestr@s hij@s.

Es por eso que es escribo TRES TRUCOS, solo tres, que hay que tener en cuenta para ser eficientes en esta tarea que tenemos como padres y madres. Los límites tienen que ser:

  1. Inmediatos. No podemos repetir las cosas mil veces. Hay que obedecer a la primera pues la alternativa es que nuestr@s hij@s nos dominen aplazando el momento en que nos escuchan o nos obedecen. Además, tienen que aparecer en el momento en el que surge la discrepancia. Si se ha portado mal la consecuencia no puede aparecer el fin de semana o el mes siguiente, porque se pierde la asociación con dicho problema. ¿hoy ha sido el mal comportamiento? Entonces hoy se aplica la consecuencia.
  2. Breves. No podemos castigas a nadie durante un mes entero. Es poco eficaz porqué, por un lado, también pierde la asociación de este comportamiento con el castigo, pero a su vez, porqué pierde efecto y si ocurre otro mal comportamiento no sabremos con qué aplicar otra consecuencia.
  3. Intensos. Imaginaros que todas las multas de tráfico pasar a cobrar-se a 30 céntimos de euro. Posiblemente desobedeceríamos mucho más ya que las consecuencias son bastante irrelevantes. Lo mismo pasa con los peques de la casa. Hay que entender que aquello que aplicamos va a ser algo que no les guste de verdad y les genere malestar a pesar de que ello nos cueste. Eso también es educar en las emociones.

Por último recordar algo que es muy importante; estas normas son al uso y por lo tanto funcionan en general, pero existen momentos o personas excepcionales en las que hay que adaptarlas para que sean del todo eficaces. No es lo mismo que nuestr@ hij@ no traiga los deberes, que robe a un compañero.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: